martes, 25 de septiembre de 2018

Los primeros 20 minutos del debate Kennedy versus Nixon



Mañana 26 de septiembre se cumplen 58 años del primer debate presidencial televisado de la Historia. Los protagonistas eran John F. Kennedy y Richard Nixon, que se jugaban la llegada a la Casa Blanca. Se suele decir de aquel debate que el primero ganó entre las personas que vieron la contienda por televisión, mientras que el segundo ganó entre aquellos que le escucharon por la radio. Pero también se especula que eso fue debido a que la mayoría de los republicanos vivían en zonas rurales (sin acceso a la tele) mientras que los demócratas, habitaban en áreas urbanas (con mayor acceso al televisor). 

También se ha hecho hincapié a lo largo de la Historia en el escaso respeto mostrado por Nixon a la importancia de la telegenia. Así se dice que el republicano no dejó que le maquillaran, y vistió un traje gris que se confundía con el fondo del estudio donde se grabó la entrevista. Por su parte, parece ser que J.F.K. se ocupó de tomar el sol para aparecer bronceado, se dejó maquillar, y su traje, más oscuro, destacaba más.  

Es probable que todo esto influyera en la gente a la hora de votar a Kennedy, pero yo quiero ir un paso más y analizar los primeros 20 minutos del debate desde el punto de vista de la Oratoria, teniendo en cuenta los tres tipos de lenguaje del ser humano: verbal (mensaje), paraverbal (voz) y lenguaje no verbal (corporal). Los 20 minutos corresponden a la primera imagen, presentación de ambos candidatos y la primera intervención de cada uno de ellos, de 8 minutos cada uno. 

LENGUAJE NO VERBAL 

La primera imagen que vemos -y así se aprecia en el vídeo- nos muestra a dos oradores en "momento de escucha" y uno hablando, el moderador. Mientras éste último presenta el debate podemos fijarnos en la postura de ambos, ya que un momento de escucha es aquel en el que el orador está presente, pero aún no habla (por su boca, pero su lenguaje no verbal sí). Kennedy está sentado en postura de neutralidad: bien recto, piernas cruzadas, manos recogidas sobre el regazo. Esta posición muestra seguridad. Por su parte, Nixon está sentado de forma no estable, con los pies descolocados, sus manos se mueven nerviosas, dando sensación de inseguridad. 

Mientras que el moderador les presenta, Nixon le mira, mientras que Kennedy mira al público, que es a quien está siendo presentado. Cuando el moderador dice el nombre de cada uno, Nixon le mira (que es lo adecuado) mientras Kennedy simplemente hace el gesto de asentimiento con la barbilla (debería haber mirado al moderador). 

Durante su primera alocución J.F.K. mantiene la postura recta en el atril, sujetando éste con la mano izquierda mientras mueve la derecha. Sus gestos son firmes y acompañan lo que va diciendo. Al terminar, se sienta de nuevo y recupera la postura inicial. Por su parte, Nixon acompaña su mensaje diciendo que está de acuerdo con algunas cosas de las que ha dicho Kennedy, haciendo el gesto con la cabeza. Se percibe en Nixon el sudor en su cara, en su barbilla y por sus mejillas, probablemente por no ir convenientemente maquillado. Está agarrado al atril con las dos manos, con lo que le falta la gesticulación para apoyar su mensaje. Kennedy le escucha y va tomando notas. 

LENGUAJE PARAVERBAL

La voz de JFK suena fuerte, con ganas, con seguridad. Emplea las preguntas retóricas para dar musicalidad a lo que está diciendo y para jugar con su voz. El uso de la anáfora, repetición de las primeras palabras de la frase, también ayudan a crear esa musicalidad, en este caso indicando "Yo no estoy satisfecho". 

La voz de Nixon suena fuerte también, pero le falta la retórica que utiliza Kennedy para ser más musical, resultando más monótono. Emplea alguna pregunta retórica pero no usa la anáfora que a su oponente le quedó tan bien. 

LENGUAJE VERBAL

En la primera intervención, Kennedy comienza con un buen inicio, mencionando las palabras de Abraham Lincoln en las elecciones de 1860, y empleando diferentes preguntas retóricas. En ella habla de todas las cosas por las que no está satisfecho, y ya hace hincapié en la importancia de la responsabilidad del ciudadano. Termina con una espléndida frase: "Creo que es el momento de que América se mueva de nuevo". En ningún momento menciona a Nixon. 

En la primera intervención de Nixon llama la atención su mención a su contrincante en la cuarta palabra. Esto indica que no tenía un principio tan preparado como Kennedy. Dedica su alocución a dar la razón a JFK en un primer momento, para después rebatir lo que éste ha dicho. Parece más una defensa frente a lo que el demócrata ha dicho, más que una exposición de su programa. Durante toda su intervención hace mucho hincapié en que sus ideales son como los de Kennedy, pero que los republicanos lo hacen mejor. La frase final es buena: "Nuestros desacuerdos no son por los objetivos sino por los medios". Exagerado el número de veces que menciona a su oponente. 

CONCLUSIÓN 

Lo que estos primeros 20 minutos del debate Kennedy versus Nixon nos demuestran es que tan importante como lo que decimos, es cómo lo decimos. El lenguaje verbal, no verbal y paraverbal de John F. Kennedy nos muestra a un candidato más seguro de sí mismo y de lo que está presentando. Además es una buena lección de telegenia la que le da JFK a Nixon, demostrando la importancia que le dio a este primer debate televisado de la Historia. 

Ahora que yo he analizado los primeros 20 minutos del debate, te animo a que veas el resto y hagas tus propios comentarios, eso sí, analizando los tres tipos de lenguaje. 

Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal