lunes, 18 de junio de 2018

La transcripción de la Oratoria



No soy aficionada al fútbol, tanto es así que ni siquiera conocía el nombre de Julen Lopetegui hasta estos días atrás (lo siento, sr. Lopetegui;). Casualmente vi sus declaraciones al ser presentado como nuevo entrenador del Real Madrid, y leí en diferentes medios las transcripciones de su intervención. Algo me llamó la atención: lo mal que se había transcrito su declaración. De eso va este artículo; siento si alguien se había hecho a la idea de que iba a hablar de Rubiales (otro nombre que ha entrado hace muy poco en mi vocabulario), del Real Madrid o de la selección española de Fútbol. 

Mi trabajo es la Oratoria y, por tanto, el uso de la voz es algo que me gusta y a lo que presto mucha atención. Suelo decir en mis clases de hablar en público que el orador tiene que hacer con la voz todas las pausas que usamos al escribir: puntos, comas, dos puntos, guiones, punto y coma, comillas, punto y aparte y hasta las cursivas y negritas, por no hablar de las interrogaciones y las exclamaciones, por supuesto. 

Así que... mi sorpresa fue cuando tras haber visto el vídeo de Lopetegui, empecé a leer las transcripciones de sus palabras en los medios de comunicación.... Me refiero a la frase en la que el orador se emociona al mencionar a su madre. "¡Qué horror!", pensé, "esto no es lo que él ha dicho..."

¿Qué es transcribir? Según la RAE es poner por escrito algo que se dice oralmente. Por lo tanto, para que el texto no pierda su esencia, la intención, hay que tener muy en cuenta el uso que se ha hecho de la voz. Aquí os incluyo algunas transcripciones de la frase que da pie a este artículo, aparecidas en prensa: 
Como yo suelo decir: "Para ser un buen orador hay que saber escuchar", y de hecho es algo que también ha comentado en alguna ocasión Barack Obama, por lo que pensé que este tema podía ser interesante para aprender Oratoria. Si no somos capaces de transcribir adecuadamente algo oral que alguien ha dicho, ¿cómo vamos a ser capaces de transmitir bien nosotros con nuestra voz? 

Si ves el vídeo puedes comprobar que algunos medios han puesto entre comillas (es decir, es una cita) una frase parecida a la de Lopetegui, pero no la frase correcta, eso desde el punto de vista de las palabras (lenguaje verbal). Afortunadamente otros sí han respetados las palabras del orador, pero no los signos de puntuación utilizados. ¿Y qué mas da? os preguntaréis algunos. Pues sí que da, porque resulta que la emoción y la intención de la frase cambia. Fue la frase más importante que dijo Lopetegui y los medios, en general, la han recogido mal.  

¿Cómo tenía que haberse escrito? Una coma o unos guiones es una pausa, un punto y seguido es una pausa más grande, unos puntos suspensivos más aún, y un punto y aparte es un gran gran gran silencio. 

Mi propuesta es la siguiente: 

"Ayer fue un día... posiblemente... -desde la muerte de mi madre- el más triste de mi vida...

Pero hoy es el día más feliz de mi vida". 

Entre el final de la primera frase y el principio de la siguiente (son dos frases y no una) pasan casi 35 segundos de silencio por parte de Lopetegui, y de aplausos por parte de los asistentes. Si pruebas a leer la frase así te darás cuenta de que eres capaz de darle el sentido que le dio él, de captar la emoción que él sintió y transmitió a las personas que estaban en la sala y las personas que ven el vídeo. 

Conclusiones: Dos. Por un lado, que como oradores seamos capaces de utilizar así la voz. Julen Lopetegui lo ha hecho de manera natural, tal y como le salía del corazón y así lo ha transmitido. Por otro, que los medios de comunicación aprendamos a transcribir de manera adecuada lo que una persona dice, porque no es lo mismo. 

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal