martes, 5 de noviembre de 2019

Comparativa de los 5 minutos de oro desde la Oratoria

Tras la experiencia de ayer, de analizar el debate electoral, siempre desde el punto de vista de la Oratoria, a través de 150 tuits en directo, hoy quiero presentaros mis impresiones, sobre los 5 minutos de Oro de los candidatos. Como siempre, mis comentarios son, exclusivamente, desde el punto de vista de hablar en público, no me interesa comentar sobre política. 

Santiago Abascal: Empezó bien, mirando a cámara, bien anclado al suelo, dirigiéndose de usted a la audiencia. Posibles mejoras: hablar de "vosotros" para ser más cercano, y no hacer algunas pausas en algunas palabras, que parecía que se le olvidaba lo que tenía que decir. Él sabe usar una voz más lenta, que le hubiera venido quizás un poco mejor, y que le habría dado más estabilidad física.  

Albert Rivera: Empezó con una pregunta retórica, curiosamente empleando una referencia al "sí se puede" de Obama y de Podemos. Posibles mejoras: habla muy alto y rápido y sin sonreír, con lo cual parece que está echando la bronca si lo ves sin sonido. ¿Se le escapó que va a tener otro hijo? Dijo: "y eso es lo que voy a enseñar a mis hijos". Su sonrisa final parece muy forzada, muy tensa. 

Pedro Sánchez: Comenzó el minuto rechazando cosas que han dicho de él. Posibles mejoras: Aunque parezca que el vídeo está puesto a marcha rápida no es así, hablaba demasiado acelerado, el número de palabras por minuto fue exagerado. Lo ha hecho mejor en otras ocasiones, hablando más despacio, más emocional. Era más un alegato de defensa que un minuto de oro. 

Pablo Casado: Se dirige al "tú" en un primer momento. Posibles mejoras: debería no quitar la mirada de la cámara. Cada vez que en un minuto de oro se mira hacia abajo o a los lados, el orador desconecta. Debería hablar más despacio en ese minuto en el que una voz más lenta la hace más cercana, más emocional. 

Pablo Iglesias: Emplea un storytelling en el minuto de oro. Es una historia emocional. Posibles mejoras: debería haberlo empleado en cualquier otro momento del debate y no precisamente ahí, cuando hay que hablar a cámara. El ir leyendo hace desconectar de la audiencia. Iglesias lo ha hecho mejor en otros debates.

El minuto de oro ideal debería ser, en mi opinión: mirando a cámara todo el tiempo, muy quieto en la postura para que nada distraiga de lo que se está diciendo. Hablando despacio, con voz más baja, más emocional, para llegar mejor al corazón del público; explicando el país que quieres conseguir siendo presidente y sonriendo al final.  

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal