domingo, 3 de noviembre de 2019

¿Cómo analizar el debate electoral del 4N desde la Oratoria?

¿Y si el próximo debate electoral lo miraras con otros ojos? Otra vez nos encontramos este año con este tipo de evento, que tendrá lugar mañana 4 de noviembre. 
Desde la Escuela Europea de Oratoria (EEO) te invitamos a observar el debate desde el punto de vista de las técnicas de hablar en público. Nosotros no entramos en el contenido político, en lo que vayan a decir, sino en cómo lo van a decir. 
Este debate cuenta además con el aliciente de que será la primera vez que Santiago Abascal, el líder de VOX, mantenga un debate con los otros cuatro líderes de partidos nacionales. 

¿Qué podemos preveer en materia de Oratoria de este debate?

* Pedro Sánchez: está empleando, y así lo utilizó en los debates de abril, un tono de voz conciliador. Lo más probable es que mantenga una postura bien recta, con los pies bien clavados al suelo, moviendo las manos para acompañar lo que vaya diciendo, y usando una voz que se llama kinestésica, que es más baja y más lenta que su voz habitual. Esto le da un carácter de serenidad que fue su tónica en los debates anteriores. 

* Pablo Iglesias: habrá que estar pendiente de su postura corporal. Suele abrir demasiado las piernas, colocando los pies de manera que se ven a ambos lados del atril o colocando uno de los pies en el atril. Habitualmente Pablo Iglesias emplea un tono kinestésico de serie, pero en el último debate estuvo más crispado de lo normal. ¡Ojo en otro detalle! Suele usar en demasía el llevar un bolígrafo en las manos, algo que no es adecuado en Oratoria. 

* Albert Rivera: Es un orador que le cuesta mantener sus pies quietos; en el último debate mantuvo los pies juntos, en una postura demasiado forzada. Debería abrir los pies un poco y ser capaz de mantenerse en dicha posición, para dar sensación de seguridad. Su voz en el último debate mostraba demasiada estridencia, mucha crispación. Veremos si sigue en la línea de ir sacando "cartelitos" con gráficos o fotos, lo cual ya es poco sorprendente. Le vendría bien hablar más despacio. 

* Pablo Casado: Suele mantener muy bien la postura, clavando bien los pies al suelo, separados un poco, pero sin abrir en exceso. Tiene una manía que denota los nervios, que consiste en tocarse las puntas de los dedos de la mano derecha con los de la izquierda, de manera que va gesticulando pero sus manos acaban juntándose en el centro en esa misma posición. Veremos si esta vez emplea más la sonrisa, porque a veces se muestra demasiado serio.

* Santiago Abascal: Es la primera vez que aparece en un debate de estas características. Habrá que observar si mantiene la postura con los pies bien clavados al suelo, si mantiene la calma al hablar, si gesticula o no. Si usa la sonrisa. Es muy probable que muchos de los comentarios se dirijan hacia él así que habrá que observar cómo va reaccionando ante lo que le digan. 

¿Qué les recomendamos a los candidatos para el debate?

Sería ideal que no se apoyen en el atril, que no lleven nada en las manos, que gesticulen con variedad de gestos, que mantengan bien recta la postura, que gestionen bien sus emociones, que sonrían, que debatan con respeto y educación, que hablen de sus proyectos, y que no se enzarcen de dos en dos, sino que sea un coloquio entre todos.

Si quieres seguir en Twitter los comentarios que desde la Escuela Europea de Oratoria iremos haciendo (exclusivamente sobre sus formas de hablar en público) lo haremos a través de mi cuenta: @mpdelasheras y @EOratoria, con el hastag #AnalizandOratoria y #DebateEEO

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal