domingo, 22 de marzo de 2015

¿Cómo hacer un buen discurso o una buena presentación visual?

Redactar un buen discurso o hacer una presentación impactante es más fácil de lo que parece, si sabes cómo. Porque una buena presentación o un discurso brillante no se improvisan, necesitan un trabajo y unos conocimientos previos.

El contenido es muy importante, pero si quieres llegar a tu audiencia hay que prestar atención a la forma que das. En esta tarea la Inteligencia Emocional y la Programación Neurolingüística (PNL) te pueden ayudar mucho, tanto si vas a ser tú quien pronuncie el discurso como si es otra persona quien lo va a leer.

¿Qué es un discurso?

Según la Real Academia, un discurso es un “escrito o tratado de no mucha extensión, en que se discurre sobre una materia para enseñar o persuadir”. Decía Winston Churchill que un buen discurso debe tener tres ingredientes: un buen comienzo, un buen final y la menor distancia posible entre ambos. ¡Estupendo! Pero… ¿Qué escribo en medio? ¿Qué tengo que tener en cuenta? ¿Cómo consigo la retórica y musicalidad de los grandes discursos? ¿Qué es el famoso “storytelling” y cómo se emplea? Eso nadie te lo explica y son pocos los que lo saben hacer.

A la hora que escribir un discurso es muy importante tener en cuenta que no es lo mismo escribir para hablar, que escribir para ser leído. Por eso, es fundamental aprender a hacerlo sea cual sea el tipo de intervención en público que vayas a realizar.

Con unas cuantas claves básicas y con la ayuda de técnicas de Inteligencia Emocional y PNL se puede aprender a escribir discursos cautivadores, que seduzcan a la audiencia y que no pasen inadvertidos. Es como todo en esta vida, primero hay que conocer una teoría, observar cómo lo hacen los maestros y practicar. El módulo de escritores de discursos y diseño de presentaciones del Curso de Especialista en Oratoria tiene todos estos ingredientes. Además, los contenidos se asimilan de forma fácil y divertida mediante continuas prácticas que hacen que la clase pase volando.

No a la muerte por “PowerPoint”

Hoy en día es muy común lo que se denomina “muerte por PowerPoint” (death by PowerPoint). Pero la culpa no es de la herramienta de software utilizada (PowerPoint, Keynote o Prezi), sino de la forma en la que se usa. Igual que un cuchillo se puede utilizar para cortar un buen filete o para cometer un asesinato.

Es increíble la cantidad de horas que invierten algunas empresas para hacer un PowerPoint que al final resulta totalmente prescindible. Pero lo más curioso es que después de ver cómo lo hacen los expertos te das cuenta de que para hacer presentaciones visuales impactantes no es necesario ser informático, ni verse todos los tutoriales de Internet, simplemente hay que seguir unas directrices básicas.

El módulo de escritores de discursos y diseño de presentaciones de la Escuela Europea de Oratoria incluye también las últimas técnicas de presentaciones visuales de moda en todo el mundo: el Pecha Kucha y el Ignite. Se trata formatos muy concisos y dinámicos. Muy interesantes si se quiere evitar el aburrimiento de la audiencia y la “muerte por PowerPoint”.

Ana Díaz
Periodista y alumna del Curso de Especialista de la Escuela Europea de Oratoria

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal