miércoles, 28 de enero de 2015

La voz, punto clave para hablar en público

A la hora de hablar en público, la destreza para expresar una idea es tan importante como la idea en sí misma y en esa destreza juega un papel muy importante la voz. Un tono monótono, demasiado bajo, lento o sin apenas vocalización, puede hacernos perder totalmente el interés, aunque estemos escuchando el mejor de los discursos o el más divertido de los monólogos de humor. Sin embargo, cuando un orador posee una voz bien colocada, y sabe utilizarla, capta nuestra atención desde el mismo momento en el que empieza a hablar. 

Dice Albert Mehrabian, uno de los principales estudiosos del proceso comunicativo, que el 38% de lo que comunicamos depende directamente de nuestra voz. Por tanto, si queremos ser creíbles, convincentes, sintonizar con nuestro interlocutor, transmitir sentimientos y conseguir que esa transmisión perdure tenemos que prestarle la atención que merece. 

La voz es probablemente el rasgo que mejor nos define y que permanece indeleble en nuestra memoria. Cada uno nacemos con una voz distinta y eso no lo podemos cambiar, lo que sí podemos hacer es corregir defectos adquiridos y enfatizar sus cualidades. Para mejorar nuestra voz y aprender a usarla, primero tenemos que conocerla, ser conscientes de ella, saber donde está nuestro tono más agudo, el grave, el falsete… y, sobre todo, aprender a respirar correctamente, con el diafragma. 

¿Por qué hacer un curso de voz? 

Para alguien que habla en público en su vida profesional o que pretende dedicarse a ello profesionalmente, su voz es su principal herramienta de trabajo. Todos consideramos normal que los futbolistas aseguren sus piernas por sumas millonarias, sin embargo, son pocos los locutores o profesores que se preocupan por conocer y cuidar su voz. 

Las clases de voz de Marta Pinillos, en la Escuela Europea de Oratoria, están orientadas precisamente a que el alumno conozca su herramienta de trabajo, aprenda a cuidarla y a sacar el mayor partido de ella sin arriesgarla.

Aunque hay una parte teórica, el curso es eminentemente práctico y no hay lugar para el aburrimiento. Se trata de una clase muy activa en la que alumnos participan constantemente realizando ejercicios en los que comprueban por sí mismos cómo llevan la respiración, el ritmo de lectura, la entonación… El curso sienta unas bases sólidas y facilita unos conocimientos básicos para seguir practicando con ejercicios en casa, porque ya sabemos que “la práctica, hace maestros”.

Ana Díaz, periodista y alumna de la 1ª edición del curso "Especialista en Oratoria"

El próximo curso de voz de la Escuela Europea de Oratoria tendrá lugar los días 20 y 21 de febrero. Aquí tienes la información. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal