jueves, 26 de febrero de 2009

Estaba escrito: Slumdog Millionaire

Magnífica película. No me extraña que haya barrido en los Óscar. Realmente la recomiendo. A mi me ha hecho recordar los días que pasé en India hace muchos años y, sobre todo, he recordado mi paso por la Casa de la Madre Teresa de Calcuta. Viajé hasta esta ciudad india con el único objetivo de entrevistarla para una revista española. Al llegar al aeropuerto cogimos un taxi y le preguntamos al conductor si sabía dónde vivía ella. El taxista dijo: "¿Mother Teresa? Of course I know it" (Por su puesto que lo sé. Y allí nos fuimos. Llegamos hasta una casa muy sencilla, en una especie de callejón donde colgaba un simple cartel en la puerta. Entramos y esperamos. La Madre Teresa estaba recibiendo a otras personas y teníamos que esperar. Un rato más tarde, salió a vernos. Al saber que éramos españoles nos cogió de las manos. Yo no soy una persona religiosa pero la presencia de la Madre Teresa me impresionó. Era una mujer muy mayor (esta visita ocurrió pocos años antes de su muerte), de estatura pequeña, pero irradiaba una paz inmensa que nos llenó de calma. Le expliqué el motivo de nuestra visita, queríamos entrevistarla para una revista. Ella movió la cabeza indicando: "No, no quiero entrevistas. Yo ya soy muy mayor, lo importante no soy yo, sino mi obra". Lo dijo de tal manera que no sólo no pudimos negarnos sino que, a pesar de tenerla a tiro de cámara no le hicimos ni una foto, simplemente porque ella no quería. Hubiera sido fácil en un momento dado haberle robado una instantánea, pero sentíamos que no queríamos contrariarla. La Madre Teresa nos emplazó a volver por la tarde para rezar con ella y con los voluntarios europeos un rosario. A pesar de que rezar no era algo que nos apeteciera especialmente, por supuesto que volvimos y oramos con ella. En una sala grande, diáfana, sin muebles, un buen grupo de jóvenes europeos que estaban trabajando con la Madre Teresa ocupaban todo el suelo. Nosotros nos sentamos con ellos mientras aquella mujer que irradiaba una fuerza muy especial dirigió el rosario. Fue para mi una tarde mágica que no voy a olvidar jamás.

Al día siguiente tuvimos ocasión de visitar dos de las grandes obras de la Madre Teresa: el mortuorio, donde las Misioneras de la Caridad llevaban a los deshauciados para atenderles en sus últimas horas, y el orfanato. Después de haber recorrido más de 70 países de los cinco continentes puedo decir que el orfanato de la Madre Teresa es uno de los lugares que más me han impresionado del mundo. Hoy, al ver en el cine "Slumdog Millionaire" he recordado lo que vi allí y, si habéis visto la película sabréis por qué. Las Misioneras nos iban enseñando diferentes salas con niños de distintas edades en cada habitación. En un momento dado, entramos en una en la que los críos tendrían 4 ó 5 años. Cuando lo hicimos, todos los niños comenzaron a abalanzarse hacia nosotros para que les cogiéramos, les acariciáramos y les besáramos. Ni siquiera nos entendían hablando en inglés pero daba igual. Me recordaron -y lo he dicho alguna vez en mis clases de Oratoria- a los cachorrillos que a veces ves en una tienda de animales, que se acercan a ti para que te los lleves y les des el amor que les falta. Estábamos viviendo aquella escena cuando, de repente, me percaté de que un niño no estaba aún con nosotros. Un pequeño con los ojos vendados, venía reptando por la pared siguiendo nuestras voces hasta que llegó a mi. Jamás he podido olvidar a aquel crío. Los ojos de los niños de India son tan especiales, son tan grandes... Siempre me pregunté qué le habría pasado, por qué llevaba esa venda. Realmente no sé lo que le ocurrió pero hoy, cuando he visto "Slumdog Millionaire" he vuelto a pensar en aquel crío, y en aquel momento que se quedó grabado en mi para siempre.

Han pasado muchos años de aquello. Aquel niño ciego que conocí será hoy de la edad de Jamal, el protagonista de la película al final de ésta. ¿Cuál habrá sido su futuro? ¿Dónde estará? Aquellos críos con los que nosotros estuvimos se supone que podían ser adoptados por parejas europeas y norteamericanas. Espero que haya tenido suerte y hoy sea un joven feliz y se haya alegrado de que esta hermosa historia triunfara en los Óscar. Yo tengo algo claro: quizás dentro de unos años olvide el argumento de esta película pero lo que estoy segura de que no voy a olvidar es mi visita al orfanato de la Madre Teresa y a aquel "Jamal" al que yo conocí.

Incluyo a continuación una noticia publicada por Europa Press, relacionada con este tema, y que me parece muy importante:

La oscarizada 'Slumdog Millionaire' contribuye a la financiación de una campaña de registro infantil en la India

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La película ganadora de ocho Oscars 'Slumdog Millionaire' ha contribuido a la financiación de una campaña de registro infantil que la ONG Plan lleva a cabo en la India, con la que intenta que los más de nueve millones de niños y niñas (39 por ciento de la población total) que cada año carecen de certificado de nacimiento vean definitivamente reconocidos sus derechos en materia de alimentación, sanidad y educación, según informó la organización.

En este sentido, explicó que, aunque en sí mismo el simple registo no garantiza la protección de estos derechos, resulta "imprescindible" para identificar y defender a los niños, así como para evitar el tráfico infantil y la explotación sexual y laboral. Además, advirtió de que "un niño no registrado prácticamente no existe, ya que no puede probar su identidad, su nacionalidad ni su edad".

Así, la implicación del equipo cinematográfico comenzó cuando la estrella del cine indio Anil Kapoor, uno de los protagonistas del film, decidió donar todos los ingresos obtenidos en su última película a esta organización internacional de defensa y promoción de los derechos de la infancia. Después, el resto de actores y actrices se sumaron a la causa a través de la celebración de una gala benéfica que tuvo lugar el pasado 21 de enero en Nueva Delhi (India).

Por otra parte, la organización recordó que las Naciones Unidas cifran en 48 millones los niños y niñas que nacen al año sin ser registrados. En el caso del Sur de Asia, la situación es "más extrema", pues seis de cada diez niños que nacen anualmente carecen de certificado de nacimiento, mientras que en el África Subsahariana el índice de niños asciende al 55 por ciento de la infancia.

En este sentido, Plan lanzó en 2005 una campaña mundial para concienciar a los padres y a la sociedad en general sobre la importancia del registro infantil y logró, desde ese año, registrar a más de cinco millones de niños y niñas en todo el mundo, dándoles la oportunidad de disfrutar plenamente de unos derechos a los que antes no podían acceder.

Plan es una organización internacional centrada en la promoción de los derechos de en la infancia, sin ánimo de lucro y sin afiliación política ni religiosa, que actualmente trabaja en 66 países, siendo su principal objetivo mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas de los países en vías de desarrollo, así como promover sus derechos e intereses.

Etiquetas: , , , ,

1 comentarios:

Blogger El Joxo ha dicho...

Estimada,

Me recomendaron la película, y con tu comentario sin duda que me entraron ganas de verla..

Muy buen blog...

José
Estudiante de RR.PP.
y Voluntario de Teletón Chile

14 de marzo de 2009, 0:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal