domingo, 7 de noviembre de 2010

¿Eres exigente o excelente?




El vídeo de esta semana muestra la construcción de un edificio de 16 plantas en 6 días en una ciudad china. ¿Es eso exigente o excelente? Las autoras del libro "No es lo mismo" (LID Editorial), Silvia Guarnieri y Miriam Ortiz de Zárate, nos muestran en él 32 distinciones del lenguaje importantes para la práctica del coaching y para la aplicación a la vida misma. Entre ellas, la de exigente y excelente. Así, dicen que la excelencia es "el cuidado y la atención por hacer las cosas lo mejor posible" mientras que la exigencia "busca no tanto hacer las cosas lo mejor posible como el hacerlas perfectas".

Ya lo he comentado en algún otro post anterior: "del perfeccionismo mejor irse quitando", y así me lo aplico a mí misma. Ahora, Sivia y Miriam nos lo explican estupendamente: la exigencia nos hace ver los errores como fracasos -teniendo en cuenta además que la palabra fracaso es una de las que la Programación Neurolingüística (PNL) nos invita a prescindir- mientras que en la excelencia "los errores son parte natural de la acción y pueden ser vistos como oportunidad".

Desde aquí, os invito a acercaros al libro "No es lo mismo" y aque conozcáis personalmente el resto de las otras 35 distinciones propuestas por sus autoras. Y tú... ¿eres excelente o exigente? Yo, me apunto a la excelencia.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal