jueves, 14 de mayo de 2009

¿Qué hace un orador si suena un móvil en la sala?




Es realmente molesto y una falta de educación el dejar que un teléfono móvil suene durante una conferencia, una rueda de prensa o cualquier otro tipo de acto público. Aunque también hay que ser comprensivo y saber que a cualquiera le puede pasar que se le olvide apagar o silenciar su dispositivo.

En este video de ayer martes, Robert Gibbs, portavoz del presidente Barack Obama, durante su rueda de prensa diaria, hizo algo que algunos ponentes desearían hacer en algunos momentos: quitarle el móvil a un periodista cuando el teléfono sonó en medio de la rueda de prensa. La escena es bastante graciosa, sobre todo porque nada más deshacerse del móvil, es otro el que suena en la sala y el periodista en esta ocasión abandona el lugar ante el riesgo de que su teléfono sea confiscado como el anterior.

En mi caso, y me ocurrió el otro día en una conferencia sobre el libro "El secreto de Obama", prefiero utilizar el sentido del humor e incluir la llamada en la propia ponencia. En mi caso, lo hice preguntando: "¿Es Obama?", lo cual hizo reír al público y salvó la situación. Cada uno tiene sus maneras...

Etiquetas: , , , ,

1 comentarios:

Anonymous Joan ha dicho...

Tú reacción fue genial. Para preparar un discurso quizá sea positivo hacerlo a sabiendas de que estas incidencias no son tan raras, sobre todo entre el público: que alguien hable o se levante pasando por delante tuyo, por ejemplo. Es decir que hay imprevistos que se tienen que sortear en directo. Si tú eres el último de varios oradores en una conferencia y estos se han alargado demasiado, si no te adaptas y te empecinas en decir hasta el último punto y coma de tu guion te cogerá la prisa y los nervios. Por otra parte, la reacción de Robert Gibbs es estupenda. Sentido del humor, sí! Pero seguro que gracias a su acción tardará a sonar otro móvil más de un día.

9 de septiembre de 2009, 1:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal