viernes, 27 de mayo de 2011

Análisis del discurso de la ministra Carme Chacón


Ayer nos sorprendió la noticia: la ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció en este discurso que no se presentaba a las primarias del PSOE para ser candidata a las elecciones generales. Fue una alocución pública que merece la pena ser analizada tanto desde el punto de vista de los tres tipos de lenguaje: verbal, no verbal y paraverbal.

Respecto al lenguaje no verbal (LNV) sus gestos la delataron. Lo primero que la delató fue su semblante, no sólo serio sino absolutamente triste. Hace además un gesto muy significativo con su mano derecha al principio de la presentación, acariciando con su pulgar derecho el atril, en un gesto que en LNV se considera "apaciguador". Se trata de un gesto inconsciente que hace el cuerpo para tranquilizar a la persona en un momento difícil. A continuación, mientras comienza a explicar el tema, sus manos colocan una y otra vez las hojas en el atril, en un signo claro de nervios, demostrando que lo que va a decir le resulta difícil. A lo largo de toda la comparecencia Chacón emplea las manos para expresarse adecuadamente, tratando de encontrar en ellas el apoyo anímico que necesita para continuar con su -para ella- complicado discurso. Va leyendo el texto hasta el final, mostrando la misma tristeza excepto en un momento determinado -cuando habla de cuándo entró en las filas socialistas- en el que esboza una ligera sonrisa. Finaliza su discurso uniendo las puntas de los dedos en un gesto típico para mostrar firmeza y seguridad en su decisión. Según va hablando sus ojos brillan cada vez más lo que indica que las palabras que está pronunciando la emocionan y la tocan el corazón.

El lenguaje paraverbal (LPV), el uso de la voz que hace la ministra es, por un lado, muy triste, serio, apesadumbrado y tratando de transmitir todo lo que lleva dentro. Incrementa el volumen cuando quiere dar firmeza a lo que está diciendo y, sobre todo, se nota cuánto le cuesta mostrar normalidad ante una decisión que le duele.

El lenguaje verbal (LV) del discurso es especialmente llamativo. Comienza yendo al grano, e indicando para qué es la comparecencia. “Comparezco ante ustedes para anunciarles que he tomado la decisión de no concurrir a las elecciones primarias para elegir el próximo candidato a presidente de Gobierno para las elecciones generales de 2012 del Partido Socialista". Está claro que no quiere irse con rodeos y necesita soltarlo cuanto antes. Una de las cuestiones que destaca es la retórica del discurso, utilizando la anáfora, la repetición al principio de la frase "Quería encabezar un proyecto..." de manera que eso da una gran musicalidad a la presentación.

Emplea después un recurso muy habitual en los discursos americanos, hablar de su infancia para explicar cómo comenzó su relación con el PSOE y cuáles son sus ideales: "Yo ingresé en una sede socialista cuando tenía apenas 16 años. Era apenas una adolescente, pero estaba convencida que quería defender los ideales de Justicia, Libertad, de Igualdad… cualquier que intuyera en aquel momento, alguien que era sólo una adolescente. Lo hice porque sabía que estos ideales sin una organización fuerte y unida que los defienda, no son nada".

Los tres tipos de lenguaje demuestran una gran coherencia en el mismo. Un discurso de cinco minutos y medio que muestra las tres claves de la oratoria: naturalidad, humildad y corazón.

Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal