jueves, 12 de agosto de 2010

Cuando un amigo se va...

En el puzzle de nuestra vida, de nuestra historia, hay muchas personas que te van aportando cosas. Algunas son muy relevantes en algunos momentos determinados, porque has compartido con ellas circunstancias intensas, y aunque con el tiempo pierdas el contacto, aquello que dejaron en ti, en forma de una sonrisa, una conversación, una emoción o unas risas... eso queda para siempre y forma parte de nuestro puzzle de recuerdos.

El pasado lunes un grupo de amigos perdimos una pieza de ese puzzle. El shock es brutal porque era una persona joven, apreciada por todos, amigable, sonriente, ilusionado... con muchos proyectos para su vida por delante...

Recojo aquí algunas de las cosas que sus compañeros hemos dicho de él:

- Los que le hemos conocido como compañero y como persona que ha compartido con nosotros la experiencia en común de la formación tanto en coaching personal como deportivo, guardamos un recuerdo de su generosa disposición, discreción y buen hacer.

- Doy todas las gracias al universo de haber tenido el gran placer y la maravilla experiencia de haberle conocido... para mi era una persona muy especial, creativa, cariñosa y sobre todo muy humilde. le admiraba mucho por su talento de comunicarse y de tratar la gente y sus coachees!

- Siento muchísimo lo ocurrido. Guardo como recuerdo esa sonrisa que al menos para mí le caracterizaba.

- Su peluca verde en la Plaza Mayor, su sonrisa, sus silencios, su humildad, sus perfectos apuntes, sus compartires,.......................... cuatro dias de compimche secreto, la clase de gym en el aula del IE4, su forma de tratar a los coachees, su perra....................... Solo decir que MUCHAS GRACIAS POR DARME LA OPORTUNIDAD DE CONOCERTE FUE UN PLACER.

- Yo también sin palabras, una gran persona, humilde y muy generoso, agradezco a la vida que haya estado en mi camino y de lo que he aprendido y me ha apoyado con su saber hacer en el Coaching y como persona.

- Anoche cuando leí el mail me quedé clavada, me inundó una tristeza tan grande, casi desconocida. Después de negarlo y no querer creerlo me vinieron justamente los recuerdos de las supervisiones, en las que mostraba la dedicación, el amor, la entrega con la que hacía coaching. Pensé primero en sus coachees, en lo afortunados que han sido por haber jugado ese papel, en mi, en todas y todos los que compartimos clases, supervisiones, IEs,....sigo sintiendo una enooorme tristeza, y agradezco haberle conocido, haber aprendido de él, haber podido flipar con él.

- GRACIAS por llevar tu sensibilidad hasta el último extremo, y enseñarme la GRAN FAMILIA que formamos, todos los que hemos hablado de SER a SER, y lo seguimos haciendo, incluido TU.

- Intento digerirlo, pero no lo consigo. Busco alguna explicación y no la encuentro. Ahora mismo estoy enfadada, no me sale otra cosa.Hoy, se podrán ver en el cielo las lágrimas de San Lorenzo...espero que él también las vea.

- Gracias por habernos dejado conocer tu sonrisa, tu humildad, tu persona. Tus compañeros de coaching personal.

- Querido amigo. Me has dado un golpe terrible. Seguro que es para que despierte. Siempre estuviste atento y cariñoso conmigo y con todos. Es imposible que ahora no estés más con nosotros. Creo que quieres hacerme comprender, más allá de nuestros limitados sentidos, que somos UNO, porque te siento en mi corazón tan cerca y unido como nunca. Te abrazo con todo el Amor de nuestra Gran Familia.

Sirva este post de homenaje a este amigo perdido y de agradecimiento de todos los que hemos tenido el gran placer de conocerle. ¡Un beso enorme!

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal