lunes, 1 de junio de 2009

Cómo superarse caminando sobre brasas

Este es el artículo sobre Programación Neurolingüística (PNL) publicado ayer domingo en el diario "El Mundo" por el periodista Carlos Salas. Disponible para vuestros comentarios.

"La historia de Tony Robbins es un poco triste al principio. «En mi casa no teníamos dinero ni comida y pasábamos hambre. Alguien llamó a la puerta el día de Acción de Gracias y nos ofreció comida. Mi padre se preguntó qué significaba eso, y se dio cuenta de que era caridad y de que él ya no valía nada. Entonces nos dejó».
La madre de Tony se casó dos veces más a pesar de que el renacuajo le espantaba a los novios porque no paraba de hablar (no ha cambiado, ya verán). Como muchas personas en esta vida, hubo un momento en que la vida de Tony dio un giro radical. A los veinte años se topó con John Grinder, un lingüista que, junto con el informático Richard Bandler, había inventado una técnica de sugestión tan eficaz que servía para caminar sobre carbones encendidos. Eso demostraba que muchos obstáculos eran una cuestión mental (lean La estructura de la magia, Cuatro Vientos). El numerito de las brasas humeantes tuvo tanto éxito que ahora Robbins la incorpora en cada una de sus cursos, que no duran menos de cuatro días. «Yo he visto a un montón de gente caminar sobre las brasas en sus seminarios y es algo que no se puede creer», me afirmaba Francesca Cattoglio, directora general de IIR, una de las empresas de formación más importantes de España.

A la edad de 34, los médicos detectaron a Robbins un tumor en la glándula pituitaria. Tony empezó a crecer hasta convertirse en un gigante de más de dos metros, con unas manazas y unos pies que recuerdan a uno de los personajes malos de las películas de James Bond. Tony padece acromegalia. Quizá por eso luego escribiría un libro titulado Awakening the giant within (Cómo despertar al gigante que llevas dentro; en España se llama Controle su destino, Debolsillo).

Hoy Tony Robbins es uno de los mejores conferenciantes del mundo, el más cautivador, es multimillonario y todo gracias a que es uno de los mayores profetas de la Programación Neuro Lingüística. ¿Otro camelo de autoayuda? No vayan tan rápido.

«Grinder y Bandler se dieron cuenta de que todos tenemos un código de comunicación verbal y no verbal, y que la buena o mala comunicación depende de cómo coincide con el código de los demás», dice Gustavo Bertolotto, el hombre que introdujo la PNL en España en 1988. Si adivinamos cuál es el código de los demás, hemos recorrido casi todo el camino. «Comprender mejor es que el otro se sienta comprendido», añade Bertolotto (en internet busquen instituto potencial humano).

Al principio se usó la PNL como una especie de sugestión hipnótica para curar alergias y fobias, traumas psicológicos y bloqueos mentales hasta que los norteamericanos, siempre tan prácticos, la llevaron al mundo empresarial y ahora se ha transformado en un método bastante eficiente para triunfar en la vida personal y profesional.

En realidad, la PNL se basa en decir que todos nos comportamos siguiendo un patrón o una plantilla mental. Dentro de nosotros hay una inmensa veta de oro que no hemos excavado por pereza o por ignorancia. Si pudiéramos reprogramar nuestras cabecitas, cambiarían nuestras actitudes y mejoraríamos como personas. Si buscas problemas, encontrarás problemas; si buscas soluciones, encontrarás soluciones.

Para saber cómo se comunican los demás, los expertos PNL siguen un método mediante el cual estudian las palabras y los gestos. Todos representamos la realidad mediante imágenes (visual), sonidos (auditivo), o por el tacto, el gusto y el olfato (kinestésico). Una vez detectadas esas formas, sólo hay que ayudar a la otra persona a definir con precisión lo que quiere conseguir y pasar a la acción, usando el mismo método. Upsss, dirán ustedes, eso suena a sermón de telepredicador.

Suena así, pero la PNL cada vez tiene más adeptos. La base es motivar a través del lenguaje gestual y oral. ¿Sugestión? ¿Hipnosis? Algo de todo eso. ¿Y no nos dejamos sugestionar en un buen mitin político? ¿No caemos bajo las seductoras maneras de un buen orador o de un médico? Lo que han hecho los fundadores e impulsores de la PNL es poner todas esas cosas que intuimos como el lenguaje, la seducción, los gestos, y han añadido la disciplina y el método: pregúntate qué es lo que más te gustaría hacer, piensa cómo lo vas a hacer en los próximos años, crea un programa, síguelo y consíguelo. En el fondo, es pura lógica y bastante voluntad y se resume en: si modificas tu forma de captar la realidad externa, pondrás esa realidad a tu favor. El arma para hacerlo es el lenguaje verbal y no verbal.

Robbins organiza gospels de PNL ante miles de personas durante los cuales parece un telepredicador. Trata de que la gente se pregunte por qué hace las cosas (véanlo en YouTube poniendo «tony robbins ted» o http://tinyurl.com/3hl5dy). Quienes han asistido a sus cursos dicen que salen con más energía que cuando entraron. (Lean los pros y contras relatados por José Pedro García en http://tinyurl.com/qce862).

Robbins y los adeptos a la PNL tienen sus detractores. La web www.skepdic.com se dedica a explicar por qué podemos caminar sobre brasas sin quemarnos, y dice que todo son paparruchas. Tienen algo de razón pero eso no es lo importante. Creo que lo importante es que la PNL puede ayudar a alguien a motivarse, a superar sus fobias y sus miedos, y en el mundo de la empresa se usa cada día más incluso para hablar en público. En Vodafone, Barclays, Honda, Marks & Spencer y Microsoft se emplea habitualmente, según The Times (http://tinyurl.com/chenna). También se emplea en el mundo del deporte.

Aprender PNL no es cuestión de un cursito de fin de semana. Para ser un practitioner se requieren tres años. Ya hay muchos especialistas en España y se han escrito multitud de libros. Uno de ellos analiza al hombre que ha sugestionado a medio planeta con esta técnica. ¿Adivinan quién es ese hombre? Acertaron: Barack Obama (Se titula: El secreto de Obama, de Mónica Pérez de las Heras, Editorial Lid). "

Etiquetas: , , , , ,

2 comentarios:

Anonymous Fernando Álvarez ha dicho...

Pienso que el mundo es muy amplio y la mente de las personas lo son aun mas. Creo que no hay movimiento, religión o punto de vista que sea secundado por todo el mundo. Siempre hay detractores y simpatizantes.
Seguro que se puede pasar por encima de las brasas sin necesidad de PNL, seguro que en nuestra clásica fiesta de San Juan lo hacen todos los años. Ahora bien, que la PNL ayuda a que superemos los límites que pensábamos eran insuperables, que la PNL puede llegar a cambiar la forma de comunicarse con el mundo y con uno mismo, es algo que muchos, muchísimos practicantes de la misma comprueban día a día… como diría un buen PNLista, es solo un modelo, si no te es válido coge otro. O como diría Bruce Lee “toma lo que te sea útil y desarrolla a partir de ahí”…
Be water my friend!
Besos
Fer

2 de junio de 2009, 11:45  
Blogger Andrés Medina ha dicho...

Excelente artículo, sobre todo gracias por el video de TED Talkings le daré un vistazo. Precisamente estoy leyendo el libro "Despertando al gigante interior" y me preguntaba como serían las presentaciones de este gran personaje.

16 de julio de 2009, 17:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal