miércoles, 12 de agosto de 2009

Cuando un orador pierde los estribos... y la compostura


La escena del video es del pasado día 11 cuando Hillary Clinton, secretaria de Estado estaba en una rueda de prensa en Kinshasha, Congo. A la pregunta de un estudiante, Hillary perdió los estribos y demostró lo que un orador no puede hacer: ponerse a la defensiva y dar una mala respuesta. El estudiante preguntó sobre Obama y parece ser que el traductor dijo Bill Clinton, con lo cual ella saltó diciendo: "¿Me está preguntando la opinión de mi marido? La que es secretaria de Estado soy yo, no mi marido".

Sea una pregunta inapropiada o un malentendido provocado por la traducción lo cierto es que éste es un buen ejemplo de lo que un orador no puede hacer: ponerse borde y contestar mal. Eso no demuestra mucha inteligencia emocional por su parte. Obsérvese el uso de los gestos y la postura de Hillary, mostrando una gran agresividad y que apoyan lo que ella está diciendo.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal