jueves, 26 de marzo de 2009

La historia del caballo de Milton Erickson

Cuentan que el padre de Milton Erickson, el gran maestro de la hipnosis, se encontró un caballo perdido en la granja de sus padres. El animal no tenía ningún signo que pudiera identificarlo. El progenitor de Erickson se propuso devolvérselo a sus dueños, para ello lo montó y lo mantuvo en el camino que por allí pasaba. Dejó que el caballo decidiera dónde ir, interviniendo sólo cuando este se apartaba del camino para deambular por los prados adyacentes. Finalmente llegó con el caballo hasta la granja de un vecino, a varios kilómetros de la suya. El dueño de la casa le preguntó: ¿Cómo supiste que ese caballo era nuestro? El padre de Erickson le respondió: “Yo no sabía quién era el dueño, pero el caballo sí. Todo lo que hice fue mantenerlo en la carretera”.

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

Blogger Eric ha dicho...

Hola Mónica. No sé porqué traslado metafóricamente esta bonita historia a la Humanidad. Y pienso que ojalá la Humanidad fuera como el caballo perdido, ojalá hubiera tenido casa donde volver, ojalá alguien supiera dejarla marchar a su aire, con libertad. Saludos.

27 de marzo de 2009, 11:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal