jueves, 17 de febrero de 2011

Comentarios sobre el discurso de Álex de la Iglesia en los Goya


El recién dimitido presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia realizó un estupendo discurso el domingo por la noche en la entrega de los Premios Goya. Se puede o no estar a favor del contenido del mismo, lo cierto es que fue una alocución que cumple las tres claves de la Oratoria: naturalidad, humildad y corazón.

No fue un discurso con una buena retórica y una forma bonita y musical, aunque sí le sirvió para decir claramente lo que llevaba dentro, de forma natural, humilde y desde el corazón.

Obsérvese además que su lenguaje no verbal denota que no tiene mucha soltura hablando en público puesto que empleó el atril como "reposacuerpo" casi todo el tiempo.

Fue además una intervención valiente, a sabiendas de que tanto los medios de comunicación como la ministra estaban pendientes de sus palabras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal