domingo, 16 de enero de 2011

¿Te dejas llevar por la corriente?



¿Cuántas veces por no oponernos a lo que otros hacen nos dejamos llevar por la corriente? Perdemos nuestra personalidad siguiendo lo que hacen otros. Aunque la conducta que vayan a desarrollar no sea la más correcta. Es un tema habitual en cuestiones como el acoso laboral, donde los compañeros del acosado se dejan llevar por la corriente del acosador y eluden su apoyo al acosado. También cuando funcionamos en grupo, por ejemplo, en el caso de los adolescentes, donde uno de ellos, el que lleva la voz cantante, toma la decisión de hacer algo negativo, y ninguno de sus compañeros se atreve a llevarle la contraria. Y tú... ¿te dejas llevar por la corriente o tienes tu propia opinión?

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Blogger Carlos Gorostiza ha dicho...

Entiendo que quien graba las imágenes, con evidente previsión y mucho tiempo, ni vive en el edificio, ni conoce a los posibles dueños de los coches, ni tiene posibilidad alguna de avisarles, ya que no se mueve de su atalaya.

En caso contrario, mi reflexión es la de que estoy ante alguien con más afan de protagonismo y notoriedad que decencia. Como tantos.

18 de enero de 2011, 13:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal