viernes, 8 de junio de 2012

"Triunfar en una entrevista de trabajo usando Programación Neurolingüística (PNL) e Inteligencia Emocional"

Tener éxito en una entrevista de trabajo es mucho más fácil si se utilizan instrumentos como la inteligencia emocional y la Programación Neurolingüística (PNL). Gracias a estas técnicas, que aparecen en mi libro “¿Estás comunicando?” muchos desempleados podrán enfrentarse a las entrevistas con mayores posibilidades de conseguir lo que ansían: un puesto de trabajo.

Herramientas de la Inteligencia Emocional:
* Escucha activa: es fundamental leer o escuchar con atención la oferta de trabajo que se nos hace, a fin de apostar por aquellas que se ajustan a nuestro perfil. Además debemos adaptar nuestro CV a la oferta, de manera que resaltemos en él aquello que se considera importante por parte de la empresa que ofrece el puesto.
* Honestidad: adaptar el CV no quiere decir que mintamos en él. Las mentiras en nuestra historia profesional pueden hacer que en la entrevista estemos más nerviosos de lo normal. Si el CV se ajusta a lo que hemos vivido podremos mostrar una mayor seguridad.
* Neutralidad: saber gestionar correctamente nuestras emociones es fundamental para mostrarnos, ante el entrevistador, tranquilos y confiados en nuestras posibilidades. Mostrar inseguridad o excesivos nervios no da una buena impresión.
* Gestión del miedo: a pesar de lo que a veces se considera, el miedo es una emoción positiva que nos ayuda a estar atentos. El miedo hay que llevarlo a un lado, acompañándonos, no delante, puesto que nos paralizaría, ni detrás, que nos empujaría.
* Evitar los comentarios inapropiados: a la hora de responder a las preguntas del entrevistador es fundamental evitar los juicios sobre los trabajos o los “jefes” anteriores, puesto que eso sólo nos descalifica a nosotros mismos.
* Optimismo: mantener una visión positiva de la vida y de la entrevista que se va a realizar. Un trabajador pesimista o depresivo no es apetecible para una empresa.
* Empatiza: ponerse en la piel del entrevistador es muy interesante. Antes de ir a la entrevista piensa: ¿qué tipo de persona querrán para ese puesto de trabajo? ¿qué necesitan? Si puedes anticipar lo que el entrevistador quiere podrás ajustarte mejor a sus deseos y conseguir el empleo.

Herramientas de la Programación Neurolingüística (PNL):
* Gestión de la zona cómoda: el ser humano se encuentra más confortable si conoce el lugar dónde está. Por ello es interesante que, un día previo a la fecha de la entrevista, nos acerquemos hasta el sitio para conocer la calle, el portal, etc… el día de la entrevista iremos más tranquilos y confiados.
* Visualización: al igual que los deportistas realizan ejercicios de concentración y visualización, también nosotros podemos prepararnos para la entrevista previamente. Para ello, está bien que, con un proceso de ojos cerrados, nos imaginemos en la entrevista y pensemos en lo que nos vamos a encontrar allí, qué nos van a decir, qué vamos a escuchar, a ver, e incluso imaginarnos la sensación de tranquilidad que vamos a sentir.
* Anclaje de seguridad o relajación: la PNL nos enseña a “capturar” sensaciones de experiencias pasadas, como la de seguridad o la de relajación, para emplearlas cuando las necesitemos. En una entrevista de trabajo nos puede hacer falta sentir esa seguridad o esa relajación para enfrentarnos a ella con más tranquilidad.
* Calibración y rapport: durante la entrevista hay dos herramientas básicas de la PNL para utilizar. La calibración consiste en la observación de la otra persona: gestos, postura, respiración, voz y lenguaje; el rapport es ajustar nuestros gestos, postura, respiración, voz y lenguaje al del entrevistador. Cuanto más parecidos seamos a él más le gustaremos en la entrevista.
* Reforzar nuestras creencias potenciadoras y desechar las creencias limitantes: frases como “yo puedo” o “yo soy capaz” nos apoyan para enfrentarnos a la entrevista con más fuerza. Por el contrario, ideas como: “no me lo van a dar”, “seguro que cogen a otro”, no nos ayudan. ¿Y si vas con la idea de que “con el no ya voy”? Si luego te dan el sí, ¡fenomenal!

Herramientas de los tres tipos de lenguaje: no verbal, paraverbal y verbal:
* Gestión del lenguaje no verbal (LNV): nuestra postura y nuestros gestos suelen ser inconscientes. Si no somos conscientes de ellos pueden dar una imagen inapropiada de nosotros por lo que es preciso aprender a gestionarlos adecuadamente, más cuando estamos frente a alguien que nos está examinando.
* Uso de la sonrisa: este gesto es universal y abre muchas puertas. Emplearlo en la entrevista de trabajo es fundamental para dar una imagen agradable ante el entrevistador.
* Empleo de la mirada: mirar a los ojos es importante para dar sensación de seguridad y de confianza en nosotros mismos.
* Cuidado de nuestra imagen personal: en 7 segundos el entrevistador se hará una imagen de nosotros. Por ello debemos cuidar nuestra presencia, adaptando nuestro vestuario al puesto de trabajo al que optamos.
* Ojo con los tics: tocarse el pelo, rascarse la nariz, juguetear con el anillo o tamborilear con los dedos son algunos de los “tics” más típicos que delatan nuestros nervios en una entrevista de trabajo. Ser consciente de ellos y tratar de controlarlos lo mejor posible permitirá dar una imagen más relajada ante nuestro interlocutor.
* Cuidado de nuestra voz: el lenguaje paraverbal es también importante. Emplear la voz adecuadamente, vocalizando, pronunciando correctamente y en un volumen adaptado al de nuestro entrevistador es fundamental para gustarle.
* Respirar abdominalmente: conlleva una cierta práctica si no lo hacemos habitualmente aunque es interesante porque nos permite hablar más tranquilos que si mantenemos una respiración torácica o clavicular.
* Cuidado de nuestro lenguaje verbal: aunque nuestro cuerpo y nuestra voz hablan por sí solos, es fundamental que cuidemos nuestro lenguaje verbal. Ojo con las expresiones que empleamos, por supuesto evitar las palabras malsonantes, así como las generalizaciones y los juicios. Temas como política, religión, etc… deben evitarse en una entrevista de trabajo.
* Ojo con los “peros”: el “pero” es una palabra que se considera en PNL un “borrador universal” que elimina lo que se ha dicho anteriormente. Por tanto hay que tener cuidado cuando lo empleamos para desacreditar lo que el entrevistador nos está diciendo: “Sí, pero…”, mejor sustituirlo por “y”.

Herramientas de la comunicación en grupo:
* Predisposición a hablar en público: Cada vez es más importante en muchos trabajos estar dispuestos a realizar presentaciones en público, por lo que no debemos negarnos a ello. Si el nuevo trabajo lo exige debemos tener la disposición prepararnos para ello, por lo que en la entrevista, si así nos lo preguntan, diremos que estamos dispuestos.
* Empleo de las tres claves de la Oratoria en la entrevista: las tres claves fundamentales para hablar en púbico son: naturalidad, humildad y transmitir con el corazón. Sin dejar de atender a todo lo dicho anteriormente, mostrarnos naturales, humildes y transmitiendo desde el corazón nos acercará más al entrevistador y podremos conquistarle mejor.
* Preparar la entrevista: hasta los mejores oradores ensayan sus presentaciones antes de hacerlas públicas. Por ello, es importante preparar bien nuestra entrevista de trabajo, ensayando incluso con alguien que pueda hacer el papel de entrevistador y nos haga preguntas. Cuanto más preparados vayamos, mejor.

ATENCIÓN: El próximo día 13 de junio, de 19 a 22 horas, en Madrid, apúntate al taller "Comunícate mejor usando técnicas de PNL". Te ayudarán a conseguir el trabajo que buscas.

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal