miércoles, 8 de julio de 2009

Un discurso emotivo por un amigo desaparecido


En ocasiones, el discurso que un orador tiene que pronunciar no es por una celebración, una presentación, un mitin o cualquier otro acto alegre. Un ponente también tiene que estar preparado para hablar en momentos más duros, como es un funeral. Este es un buen ejemplo de ello.

La actriz Brooke Shields pronunció el discurso más emotivo el pasado martes 7 de julio en el Memorial de Michael Jackson. Ya antes de comenzar le costó coger aliento para empezar puesto que la emoción, con el féretro conteniendo los restos de Michael era enorme. En su discurso, recordó algunos de los momentos vividos con el rey del pop, como cuando se conocieron y constataron que ambos tenían en común que desde muy pequeños se habían visto expuestos al público. Michael Jackson, según Brooke, trató de enseñarle el típico pase de baile propio de él, llamado el "moonwalk dance" y cuando vio que ella no lo aprendía, le dijo: "Vale, yo ya lo he intentado". Dijo que cuando salían en fotos juntos la gente se solía referir a ellos como una "extraña pareja", y añadió que a ellos les parecía lo más normal del mundo ser amigos. "Nunca bailamos en un escenario, ni actuamos ni hicimos nada profesional juntos, pero lo que sí hacíamos era reírnos".

La actriz, conocida sobre todo por su película "El lago azul" realizó un discurso de corazón, como hubiera hecho ante un pequeño grupo de amigos delante de los cuales tuviera que hablar de Michael Jackson. Brooke Shields terminó su presencia en escena recordando que la canción favorita de Michael no era una canción suya sino la llamada "Smile" (Sonríe) de la película "Tiempos modernos" de Charlie Chaplin. Terminó indicando: “Ahora necesitamos mirar hacia arriba, donde seguro que Michael está sentado en la curvatura de la Luna, y sonreír".

Desde el punto de la Oratoria, su alocución demostró las tres claves principales de esta actividad: naturalidad, humildad y corazón. Iba leyendo el texto, subió al escenario con sus propios papeles, e incluyó anécdotas personales simpáticas con las que hizo sonreír al público. Tuvo un comienzo de gran emoción y terminó con una metáfora en la que empleó su lenguaje no verbal para despedirse de Michael Jackson.

Desde la PNL, si te fijas bien, cuando va a comenzar y la emoción le embarga, para salir de ese estado kinestésico negativo en el que se encuentra, mira hacia arriba, en un acto visual, para realizar un cambio de estado y poder hablar.

Video en español

Después de haberlo visto en versión original si quieres escucharlo con la traducción aquí lo tienes:

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal