lunes, 29 de abril de 2013

Discurso de Obama en la cena con los corresponsales extranjeros



Todos los años se celebra en Estados Unidos un evento muy especial, es la cena del presidente con los corresponsales extranjeros. Es un acto distendido en el que se hacen varios discursos, pero el más llamativo es el del presidente porque realiza un discurso con un gran sentido del humor, riéndose de todo: el mismo, los periodistas, republicanos y demócratas, etc...

Una de las primeras cosas que llama la atención es que Obama llega bailando al atril, al ritmo de la musiquilla del acto, indicando ya que ese no va a ser un discurso serio y formal. 

En esta ocasión Obama no utiliza el telepronter sino que va leyendo el texto del atril. 

En un momento dado bromea sobre sí mismo indicando que ya no es el "socialista musulmán" que solía ser. Se refiere así a las críticas recibidas durante la primera campaña electoral en el que se le tildaba de "socialista" y de "musulmán". Más adelante, dice que le va a copiar uno de sus trucos a la primera dama, y aparecen fotos de Obama con el nuevo "flequillo" de la Primera Dama. 

También se ríe de la serie sobre Jesucristo en la que el personaje del demonio tiene un cierto parecido físico con él. 

En un momento determinado, Obama menciona también a Adelson, el de Eurovegas, indicando que se gastó cien millones de dólares para tratar de evitar que Obama fuera presidente del país. Bromeando éste indicó: "podía haberme ofrecido a mí ese dinero para que no me hubiera presentado". 

El presidente va así haciendo un discurso que más parece un monólogo del club de la comedia, metiéndose con su director de campaña, los medios de comunicación afines y contrarios a su política, etc...



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal